fbpx

El duelo por cáncer de mama

Publicado 17/10/2020.

El cáncer de mama, en la actualidad es un problema que aqueja al mundo entero, y la mayor causa de mortalidad por este cáncer es en la población femenina; lo cual genera un duelo ante su enfermedad, y esto se ve reflejado a través de un torbellino de comportamientos internos y externos.

El duelo en los pacientes con cáncer, comienza con las reacciones ante el diagnóstico, ya que si una mínima parte de sus intereses fue su imagen y el cuido de su cuerpo, este acontecimiento podría generar decepción en ella. Aparte de que el cáncer afecta física y emocionalmente a la persona que lo padece, también afecta a sus familiares o personas que le rodean; acompañar en este proceso es una situación muy difícil y nadie esta exento de sufrir diferentes emociones.

Duelo Psicológico

El duelo psicológico, ocurre tras una pérdida significativa, en el caso del cáncer de mama, este acontecimiento surge desde los cambios que sufre el cuerpo, la imagen física o por la pérdida de un seno.

Algunas personas pasan por la etapa de la negación y se les vuelve muy difícil afrontar y aceptar este proceso, pueden pasar días, meses o incluso años en esta etapa.

La segunda etapa del duelo es la de anhelo o búsqueda, esta puede ser una de las más difíciles ya que en ella desean lo que perdieron , ya sea su seno o su cabello, pero es un punto que les ayuda a reconocer lo bueno y lo malo.

El apoyo por parte de la familia, amigos, personas cercanas y profesionales de la salud, es fundamental, ya que es un proceso de adaptación que está lleno de obstáculos, pero que con apoyo y amor puede ser menos doloroso.

Una vez finalizado el tratamiento, y los resultados son exitosos, es probable que la persona entre en una situación crítica, donde tiene que afrontar la vida sin la enfermedad, pero pueda que se vea obligada a replantearse todo su ámbito de desarrollo personal.

El duelo tras una enfermedad comienza desde su diagnostico y es un proceso muy difícil tanto para la persona que lo padece como para sus familiares. Lastimosamente, no todos logran superar esta enfermedad, pero la unión y el amor que se da durante este proceso es único, y este se manifiesta a través de cuidos y palabras de aliento que nos ayudan a estar dispuestos a afrontar día a día lo que esto requiere.

Cuando un ser querido fallece, no sabemos cómo afrontar la situación, y se nos vuelve  muy difícil imaginarnos un día sin ellos, por ello, es necesario que te cuides y te dediques todo el tiempo que sea necesario para que te puedas ir adaptando a los cambios y a la nueva situación , asumiendo la pérdida y los cambios asociados a ella.

Es de vital importancia tomar tus cuidos personales,  por ello te incentivamos a no tener miedo y realizarte exámenes de mamografías, a explorar tus senos y hacerte un autoexamen, a alimentarte sanamente, a cuidarnos unas a otras y así prevenir el cáncer de mama.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *