Halloween al estilo salvadoreño “La Calabiuza”

Publicado 31/10/2018.

Decoraciones terroríficas, predominancia de los colores negro y naranja, seres fantasmagóricos, brujas, esqueletos, vampiros y demás criaturas espectrales son figuras principales e icono del Halloween.

Pero ¿De dónde surgió el Halloween?

Se le conoce también como Noche de brujas, proveniente de los antiguos pueblos célticos quienes realizaban un festival llamado Samhain, que significaba “El fin del verano” y lo celebraban al término de la temporada de cosechas para darle la bienvenida al Año nuevo celta.

Los celtas creían que entre el final de un año y el inicio del siguiente, en esa noche de transición, la línea que separaba los mundos de los vivos y los muertos desaparecía para que los espíritus de aquellos que ya no pertenecían a esta vida pudiesen retornar a la Tierra y vagar libremente por ella, siguiendo las luces de los faroles que las familias ponían para guiarlos y espantar a los espíritus malvados.

En países como Estados Unidos, esta es unas celebraciones de gran magnitud, grandes y chicos salen por las noches con sus mejores disfraces, ya sean divertidos o aterradores, a modo de obtener un respiro de lo cotidiano, poder vestirse como aquellos seres que en algún momento de su vida les causaron temor, risa o emoción, es en esta fecha donde pueden convivir con sus temores y fantasías.

En la actualidad ya no solo los países anglosajones celebran esta fecha, con el paso de los años se ha ido adoptando en diferentes países, inclusive acá en Latinoamérica, gracias a la transculturización, pero a pesar de ello no ha tenido tanto impacto como en los otros países, ya sea por los choques religiosos y culturales.

Aún con la existencia de estas discrepancias de cosmovisión, diversos países latinoamericanos han adaptado la celebración de Halloween con tradiciones propias de sus culturas, enriqueciendo así a la tradición de conmemorar a los antepasados y sus almas que dejaron esta vida.

En El Salvador existe una especie de variación del Halloween, el Festival de la Calabiuza, realizado en el Municipio de Tonacatepeque donde propios y extraños se reúnen en un desfile en el que seres mitológicos propios de nuestro folclor deambulan junto a los aterradores personajes que las películas y series estadounidenses nos presentan. El terror y la cultura tradicional se funden en una misma celebración.

Las noches del 1 de Noviembre en el casco urbano del Municipio de Tonacatepeque entre la oscuridad de las calles se abren paso un cortejo de seres mitológicos y apariciones fantasmagóricas quienes acompañan vistosas y muy bien elaboradas “Carretas chillonas” en el Desfile auspiciado por la comuna de esa ciudad.

Al son del estribillo “Ángeles somos, del cielo venimos,pedimos ayote para nuestro camino… mino” marchan personajes como la Llorona, la Siguanaba, el Cipitío, el Gritón de medianoche, el Diablo y otros más, infundiendo temor a todos los asistentes al evento. El ingenio y las tradiciones se dejan ver con las caracterizaciones que con esmero realizan los lugareños.

¿Has asistido alguna vez a esta celebración? ¿Te ha gustado esta celebración? Déjanos tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *