Cuatro consejos para acompañar en el duelo

Publicado 10/04/2018.

Cuando un ser querido o amigo está en duelo, puede ser difícil saber qué hacer o decir. Por lo general, nos da miedo entrometernos, decir cosas inadecuadas y hasta hacer sentir mal al otro. Inclusive, podemos pensar que no hay nada que podamos hacer para mejorar las cosas. Sin embargo, a pesar de que no puedes quitar el dolor del duelo, hay una cosa que si puedes hacer: brindar el apoyo que tu amigo o ser querido en duelo necesita.

Una de las cosas más importantes que puedes hacer por una persona en duelo es estar allí. Si, simplemente estar allí. Tu apoyo y tu presencia son herramientas fundamentales para ayudar a lidiar con el dolor, para poco a poco empezar a sanar. Es por ello que nosotros brindamos cuatro importantes consejos para que pueda.

Consejo #1 Escucha con compasión

Muchos nos preocupamos en qué decir, cuando la verdad es que es más importante saber escuchar. A menudo, las personas (con muy buenas intenciones) evitan hablar sobre la muerte o cambian el tema cuando el nombre del ser querido fallecido es mencionado.

Sin embargo, el doliente necesita sentir que su pérdida es reconocida. Si escuchamos con atención, podemos detectar las señales del doliente. Eso sí, nunca debemos intentar forzar a alguien a hablar. Lo que si podemos hacer es demostrarle a nuestro ser querido que estamos allí para escucharlo si quiere hablar.

Si el nombre del fallecido surge en la conversación, no te apartes del tema. Cuando te parezca oportuno, haz ciertas preguntas –sin ser muy entrometido- para que invites a la persona en duelo a expresar abiertamente sus sentimientos.

Con preguntar: ¿Te provoca hablar? Estás dejando que tu ser querido sepa que estás dispuesto a escuchar.

Consejo #2 Ofrecer asistencia práctica

A muchos dolientes se les hace difícil pedir ayuda. Pueden sentir culpa por recibir mucha atención, miedo por ser una carga para los demás, o simplemente estar muy deprimidos para hacer un contacto.

Tu amigo en duelo puede que no tenga la energía o la motivación para llamarte cuanto necesite algo. Así que en lugar de decirle: “dime si hay algo que pueda hacer” haz que sea más fácil para él haciendo sugerencias especificas.

Por ejemplo: “Voy a pasar por el supermercado en la tarde, ¿qué te puedo traer?” o “Prepare pizza en mi casa. ¿Cuándo puedo pasar para traerte un poco?  

Consejo #3 Proporciona apoyo constante

Tienes que pensar en que tu ser querido va continuar con su proceso de duelo luego de que el funeral haya terminado. La duración del duelo varía de persona a persona, pero a menudo dura mucho más tiempo de lo que la mayoría de la gente espera.  ¿Qué quiere decir esto? que tu amigo o familiar puede que necesite de tu apoyo durante meses o incluso años.

Continúa con tu apoyo a lo largo del tiempo: Mantente en contacto con tu ser querido en duelo. Visítalo y haz llamadas periódicas. Una vez que el entierro haya terminado, que los otros dolientes se hayan ido y que el choque inicial de la pérdida haya desaparecido, tu apoyo será más valioso que nunca.

No hagas suposiciones basadas en apariencias externas: Tu amigo en duelo puede verse bien por fuera, mientras que en su interior está sufriendo. Evita decir cosas como “tú eres tan fuerte” o “te ves tan bien”. Esto ejerce presión sobre la persona para que mantenga las apariencias. Lo único que lograrás es que oculte sus verdaderos sentimientos.

El dolor del duelo puede que nunca sane completamente: Sé sensible, puede que la vida nunca vuelva a ser igual que antes. Los dolientes “no superan” la muerte de un ser querido. La persona puede aprender a aceptar la pérdida. El dolor puede disminuir en intensidad con el tiempo, pero la tristeza puede que nunca desaparezca completamente.

Ofrece apoyo adicional en días especiales: Ciertas épocas y días del año serán particularmente duros para tu amigo o miembros de la familia en duelo. Los días de fiesta, los cumpleaños y los aniversarios a menudo reavivan el dolor. Se sensible en estas ocasiones. Deja que tu ser querido sepa que tú estás allí para lo que necesita.

Consejo #4 Atento a las señales de advertencia de la depresión

Es completamente normal que una persona en duelo se sienta confundida, deprimida, desconectada emocionalmente de los demás o como si estuviera volviéndose loca.  Sin embargo, si los síntomas de tu ser querido no desaparecen o empeoran con el tiempo, puede ser una señal de que el duelo normal se ha convertido en un problema más serio.

Como Grupo Resurrección apoyamos a aquellas personas que están afrontando un proceso de duelo mediante nuestros talleres; puedes inscribirte a ti o a un ser querido AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *