5 conmovedores casos de mascotas recordando a sus amos fallecidos

Publicado 16/11/2018.

Superar la muerte de un ser querido es un proceso difícil de asimilar para cualquier persona, pero ¿Nos hemos puesto a pensar en cómo lo procesarían nuestras mascotas? A diferencia de nosotros a ellos no se les puede explicar qué es lo que ha pasado y adonde se ha ido nuestro ser querido. Y no es porque no puedan entendernos sino porque no logran asimilar y comprender del todo lo que ha sucedido.

Por ello, se han visto casos en los que las mascotas acuden a los lugares que sus dueños frecuentaban e incluso visitan sus tumbas y esto ocurre porque ellos creen que su amo ha desaparecido y con ese pensamiento acuden a esos lugares a esperar su regreso. En más de alguna ocasión hemos escuchado sobre estos casos, que han inspirados incluso películas o series que han tocado las fibras más sensibles de las personas.

Empezaremos contándote el caso más famoso a nivel mundial, la historia de Hachiko, un perro japonés de la raza Akita, adoptado por un ingeniero agrónomo llamado Hidesaburo Ueno, con quien creó un fuerte vínculo que duró incluso después de su muerte. Cada día Hachiko lo acompañaba y esperaba a las puertas de la estación de trenes en Shibuya  hasta que su espera se volvió casi eterna, una hemorragia cerebral  terminó impidiendo el regreso del profesor Ueno. Hachiko decidió quedarse a vivir en esa estación de trenes aguardando por días, meses y años el tan anhelado regreso de su dueño, reunión que se pudo lograr hasta después del último suspiro de vida del fiel canino.

 

Otro caso conmovedor ocurrió en Argentina; bautizado originalmente como Martin pero conocido públicamente como “Pirata” o “El Hachiko Argentino” fue un perro que acudía cada día al hospital donde su sexagenario dueño había sido internado y falleció tras una operación. El fiel compañero acudía sin falta al lugar, permaneciendo frente a la puerta de la habitación 404 del cuarto piso. Ni los refugios de animales o personas que acudían a ofrecerle un hogar pudieron hacerlo desistir de continuar con el doloroso ritual de la espera. Tristemente un auto a toda velocidad, se llevó su último aliento y la esperanza que guardaba de poder encontrar a su dueño dentro de aquel hospital.

En el centro de Italia en el año de 2016, un fuerte terremoto de 6.2 grados causó una gran destrucción, dejando decenas de heridos y muchas muertes tras su paso. Entre la cifra de fallecidos se encontraba Andrea Cossu de 45 años, cuyo caso se dio a conocer a nivel internacional debido a la fidelidad de su cocker, quien en todo momento permaneció junto a su ataúd; durante su funeral, el pequeño animalito se colocaba al lado del féretro, posando sus patas delanteras encima de él, como si esperase que su dueño saliera de ahí.

En Agosto del presente año 2018, se dio lugar en China de otro caso similar. Una mujer murió a causa de un accidente de tráfico en una carretera de la ciudad de Hohhot en la provincia de Mongolia interior  y desde ese trágico día un pequeño perro ha llegado a hacer vigilia perpetua  por más de dos meses en el lugar, aguardando por el regreso de su dueña. Los que conocen su historia y pasan por el lugar, se han dado la tarea de alimentarlo pero al intentar acercarse el perro los evade.

Pero esta fidelidad no ocurre únicamente entre los perros, el último caso a contar ocurrió también en Italia y es la historia de un gato llamado Toldo, el felino acude cada día a visitar la tumba de su dueño Renzo Lozzelli, cargando consigo pequeños presentes como ramas, vasos plásticos, toallas de papel y cualquier otro objeto que se encuentre a su paso para dejárselo como un obsequio. Para la Viuda de Lozzelli no es de extrañar la actitud del gato, puesto que,  cuando su marido aún vivía el minino lo seguía a todas partes como muestra del cariño que le sentía. Luego de haber sido parte de los actos fúnebres de su dueño, al día siguiente Toldo llevó consigo una ramita de acacia hasta el lugar que es la última morada de su amado dueño.

Estas y muchas otras historias similares son ejemplo del inmenso amor que una mascota puede sentir por nosotros. Ten siempre presente que #EnVidaEsCuando puedes aprovechar para brindarles todo el  cariño que se merecen, porque más que mascotas son miembros muy queridos para una familia y ellos también pueden sentir el dolor de la pérdida de un ser querido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *